CASA EN ALTO MANZANO

Las obras del estudio tienen una misión fundamental: hacer realidad el sueño de nuestros clientes. 
Respetando  asu vez, la herencia arquitectónica de la región y construiyendo con un profundo amor por el ecosistema en el cual nuestras obras interactúan.
Diseñamos en la búsqueda de un delicado equilibrio, empleando principalmente materiales autóctonos como la madera y la piedra, fuertemente arraigadas en ésta cultura, pero empleando los avances tecnológicos disponibles hoy en día en materia constructiva. 
Un puente entre el pasado y el presente, definiendo así nuestra verdadera arquitectura de montaña. 
Una búsqueda dinámica y creativa que el estudio encara en cada nueva obra para lograr ofrecer, a su vez, una arquitectura moderna y funcional.
La obra que hoy exponemos, es un ejemplo de esa idea. 
Ubicada en Puerto Manzano, Villa la Angostura, suma 400 m2 cubiertos. Construdia sobre una fuerte pendiente y con una maravillosa vista panorámica de los atardeceres sobre la Cordillera y el Nahuel Huapi, en un juego de colores, luces y sombras conjugan un paisaje único.
Desde la calle de acceso, la casa aparece como una pequeña vivienda de una sola planta.
La casa explota así hacia el paisaje y la pendiente del parque, mostrando su verdadera dimensión y diseño.
Logrando así no solo disfrutar del paisaje, sino generar privacidad respecto de la calle pública.
La obra respeta las ondulaciones del terreno, quedando gran parte de la misma cubierta por el cesped y plantas del parque, dando continuidad al mismo.
Desde el acceso principal, se ingresa al estar, comedor, cocina y servicios, siendo ésta la planta superior.
Bajo ésta, se desarrollan la Suite principal, que cuenta con vestidor , baño con jacuzzi y un atelier.
Además de otros tres dormitorios en suite.
Desde ésta planta, se llega a la zona del play-room, quincho, piscina in-out y garage cubierto, transitando un pasillo aventanado a un jardín bajo nivel.
La volumetría y los ambientes se van desplazando y quebrando, para permitir la mayor visual de los mismos hacia el paisaje y el parque, jugando con decks y galerías que invitan a disfrutar del exterior balconendo a las vistas que cada uno ofrece, permitiendo a su vez distintas salidas al parque.
Todos los ambientes se abren al paisaje, de manera que al recorrer la vivienda, los quiebres y aventanamientos nos permiten disfrutar de distintas
perspectivas de la Cordillera, los bosques y el Lago.