CORAZON DE LA BAHIA

El Corazón de la Bahia  nace del diseño y la idea llevados adelante en un trabajo conjunto con los propietarios del complejo.  Cuyo proyecto se ha enriquecido hasta lograr lo que hoy tenemos, un lugar exclusivo de Apart de Cabañas y Servicios “Boutique”  de Alta Gamma en Villa la Angostura.
La experiencia, la logística  y el profesionalismo son claves para poder cumplir satisfactoriamente los exigentes requerimientos de este tipo de proyectos. Sólo un equipo multidisciplinario consustanciado con las premisas de estilo y excelencia que marca la ideología del estudio puede cumplir con los objetivos.
El diseño del Corazón de la Bahia, nos enseña una Arquitectura que refleja la búsqueda de un equilibrio y juego del lenguaje, mediante una combinación entre el tratamiento artesanal de la madera y la piedra, culturalmente arraigada en la zona. En una búsqueda dinámica y creativa que el estudio encara en cada nueva obra para lograr ofrecer, a su vez, una arquitectura moderna y funcional. 
El estilo que el estudio ha forjado desde la concreción de sus primeras obras, y que ha mantenido a lo largo del tiempo, define Nuestra verdadera arquitectura de montaña.
El proyecto del Corazón de la Bahía, aparece a modo de cascada, copiando la topografía de un imponente acantilado que oficia de balcón al paraíso: el Lago Nahuel Huapi, los Bosques de la Bahia de Puerto Manzano y la Cordilera de los Andes.
Una arquitectura que a pesar de sus desniveles, quiebres y movimientos, da una imagen de unidad dificil de lograr.
Ofrece así un conjunto de cabañas unidas en un solo núcleo, a modo de “Una Gran Casa”. Que como dijimos se acopla a las pendientes del terreno, de tal manera que la Arquitectura aparece como nacida de la tierra misma,  armonizando con el paisaje del entorno, convirtiéndose en parte insoslayable del mismo.
Cada cabaña cuenta con su acceso independiente desde el parque.  
La distribución de sus ambientes, el diseño interior, sus terrazas al acantilado, y las distintas visuales que desde cada una de ellas se disfrutan, le otorgan una personalidad distinta a cada cabaña.
Diseñando y construyendo en él, un “Centro de Reláx Patagónico”, que ofrece un servicio único al cliente. Con salas de masajes secos y húmedos, sala de rélax, baño finlandés, duchas escosesas, jacuzzi con ozono y cromoterapia, sauna, solarium integrado al bosque, pileta climatizada In-Out y un gimnasio literalmente colgado del acantilado, que parece flotar sobre el Nahuel Huapi.
Completan a su vez el conjunto un salón para seminarios y reuniones empresariales.
Más otros sectores de servicio y apoyatura.
Sumando asì alrededor de 900 m2 cubiertos.